Mauricio Macri echó a Raúl Oscar Ríos, dirigente de boca, por el derrumbe de V. Urquiza...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mauricio Macri echó a Raúl Oscar Ríos, dirigente de boca, por el derrumbe de V. Urquiza...

Mensaje  Ricaurte el Jue Ago 12, 2010 3:15 pm

Tarjeta roja para el jefe de los inspectores

El despedido es Raúl Ríos, vocal de Boca Juniors y jefe de la Agencia Gubernamental de Control. De él dependen los inspectores que controlan las obras. Pero Macri dice que lo despidió porque en medio de la crisis fue a una reunión en el club.


Por Eduardo Videla

Un día después de que funcionarios del gobierno porteño defendieran el trabajo de los inspectores en el caso del derrumbe de Villa Urquiza –que provocó tres muertes–, Mauricio Macri echó a Raúl Oscar Ríos, titular de la Agencia Gubernamental de Control, el organismo del que dependen los controladores de obras. El argumento esgrimido fue que Ríos participó en una reunión de la comisión directiva de Boca, el martes último, en la que se trató el contrato de Román Riquelme, mientras personal del gobierno porteño trabajaba en “el rescate de las personas atrapadas bajo los escombros”, se hizo saber a través de un comunicado. Lo cierto es que sobre el funcionario, sin antecedentes para el cargo que ocupa, pesaban cuestionamientos y pedidos de renuncia. Las críticas a las inspecciones salpican al propio jefe de Gobierno: ayer, el juez federal Norberto Oyarbide allanó dependencias del gobierno porteño en el caso abierto a partir de una denuncia contra Macri por haber designado como jefe de inspectores de Protección del Trabajo a un hombre sin especialización en Higiene y Seguridad del Trabajo, como exige la ley.

En su denuncia contra Macri, el legislador Marcelo Parrilli (Nueva Izquierda) considera que el jefe de Gobierno incurrió en el delito de “falsedad ideológica en instrumento público” cuando firmó el decreto que designa a Angel Enrique Rodríguez como director de Protección del Trabajo. El decreto dice que el nombrado “posee la idoneidad necesaria para el desempeño” de ese cargo. Pero tal como informó ayer Página/12, el propio Rodríguez admitió en la Legislatura que no posee la especialización requerida por la ley nacional 19.587 (ver recuadro), por lo cual carecería del requisito de “idoneidad”.

Parrilli le achaca a Macri, además, el cargo de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Tras el sorteo de rigor, el caso cayó en el juzgado federal que dejó vacante Guillermo Montenegro para ser ministro de Justicia de la Ciudad y que subroga Oyarbide. Es el mismo juzgado donde se tramita la causa en la que se investiga a Macri por espionaje. El delito de falsedad ideológica tiene una pena máxima de seis años de prisión.

Del área que conduce Rodríguez dependen los inspectores que realizaron la fallida inspección de la obra ante la denuncia de la Uocra porque faltaba “apuntalar los muros medianeros” tras la demolición en la obra de Mendoza y Triunvirato. Sobre estos dos inspectores, Rodríguez admitió que desconocía si tenían título habilitante en Higiene y Seguridad Laboral, como requiere la ley.

La renuncia forzosa de Ríos es la tercera en poco más de tres años en la conducción de la Agencia Gubernamental de Control. La primera fue la de Federico Young, que se fue por motivos personales después de haber sido denunciado por participar de un panel en defensa de la dictadura junto a Cecilia Pando y de haber designado en su staff a represores de la última dictadura. Young renunció en marzo de 2009. Le siguió Pablo Bourlot –un hombre de Horacio Rodríguez Larreta–, quien se fue en enero de 2010 también por “motivos personales”. Su reemplazante fue el vocal de Boca Juniors, quien llegó de la mano del propio jefe de Gobierno.

Según publicó ayer Página/12, Ríos no tiene experiencia alguna en la gestión pública y menos en tareas de contralor. Ex obrero tabacalero y dueño de una florería, su mayor mérito es ser un incondicional de Macri en la comisión directiva xeneixe (ver nota aparte). Su esposa, Liliana Iamurri, coordinadora de los inspectores de la Dirección de Control y Fiscalización de Obras, tampoco tiene especialización en esa área: su antecedente más conocido es su participación en la Comisión de Vóley del club de la ribera.

Horas antes de que Macri pidiera la renuncia de Ríos, el diputado Juan Cabandié (Encuentro Popular para la Victoria) había pedido su desplazamiento y el del director de Fiscalización y Control, José Angel Báez. “En esa dirección reconocen que hay 600 denuncias de irregularidades en obras que están pendientes de control, es increíble que haya sólo 195 inspectores para controlar obras”, argumentó Cabandié.

Los antecedentes de Báez no son muy diferentes de los de su ex jefe: fue bombero de la Policía Federal y pasó primero por Boca, donde llegó de la mano del comisario Jorge Fino Palacios, para desembarcar luego en la Agencia Gubernamental de Control.

Si bien el derrumbe del lunes en Villa Urquiza no fue el primero en la ciudad, ni el único en que se registraran víctimas fatales, los cuestionamientos al sistema de inspecciones se hicieron más fuertes cuando se supo que la Uocra denunció el 17 de junio último la obra de la calle Mendoza por “falta de apuntalamiento en las medianeras”. Según informó el gobierno porteño, las inspecciones se realizaron el 18 de junio y el 13 de julio, cuando “la demolición estaba terminada”.

“Si los inspectores vieron la demolición terminada, también vieron que no había apuntalamiento en las medianeras y no clausuraron la obra como debían haber hecho”, dijo a este diario un vocero del gremio.

Ayer, el diputado Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) advirtió que cuando se desborda el mercado de construcciones “el Gobierno de la Ciudad debe controlar las excavaciones, que son la antesala de este tipo de hechos”.

La empresa Desarrolladora Mendoza SA proyectaba construir un edificio de diez pisos con cocheras. Según se pudo comprobar tras el accidente, la empresa Pataro, subcontratada por la constructora, había excavado sin hacer el apuntalamiento de rigor en la medianera, dejando indefenso el edificio lindero, dos locales comerciales y dos plantas superiores donde funcionaba el gimnasio que se derrumbó.

El responsable de la construcción, el ingeniero Guillermo Heyaca Varela, está imputado por triple homicidio culposo en la causa iniciada por el fiscal José María Campagnoli. Su matrícula fue suspendida por 15 años por las autoridades porteñas.
avatar
Ricaurte

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 28/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Los puntos de los partidos que Boooooca juegue en la Ciudad de Buenos Aires le serían dados al club de la ribera también, habría argumentado el brillante Rodríguez Larreta, aunque aún los asesores de Macri no habrían elucubrado los argumentos

Mensaje  Ricaurte el Jue Ago 12, 2010 7:47 pm


Sí! Luego de que el tipo estuviese trabajando como dirigente de Booooca en lugar de estar en V. Urquiza en su rol de Encargado del Control de Obras de la Ciudad de Buenos Aires -cargo para el cual no tenía ninguna experiencia, ahora sí-, al menos mirando ¿no?, Báez pidió sacar a All Boys de su localía -como dirigente de Boooooca, claro!- para su partido con Booooca... La gente del conjunto recién ascendido se lo negó. Entonces, ya como funcionario de la Ciudad Autónoma de Bs As le quitó él mismo a All Boys la localía porque no entran 3500 personas en la tribuna visitante -esto, claro, más allá de que en el partido All Boys Central entraron 4500- con el fundamento de que All Boys no presenta un plano de la Tribuna que, hete aquí, está en el Gobierno de La Ciudad de Buenos Aires y éste no se lo ha devuelto al club...
Bien Booooooca!!!!! Bien Maaaaacriiiii!!!!!
Es muy probable que los puntos de los partidos que Boooooca juegue en la Ciudad de Buenos Aires le sean dados al club de la ribera también, habría argumentado el brillante Rodríguez Larreta, aunque aún los asesores de Macri no habrían elucubrado los argumentos...

El Gobierno de la Ciudad cambió y All Boys no jugará en su cancha ante Vélez. El Albo ve una mano negra.

De repente la ilusión de un club, de un barrio, de una Comisión Directiva se derrumbó. Es que luego de recibir el ok para jugar el partido con Vélez en el Islas Malvinas y sin que en el medio ocurriera ningún hecho trascendental, desde la Secretaría de Seguridad de Bs As, le bajaron el pulgar al Albo. Sí, lo que en la mañana de ayer era un sí, de repente se transformó en un no rotundo que obliga a mudar el partido o ¿a suspenderlo? “Si no me dan la habilitación voy a pedir la postergación”, le dijo Roberto Bugallo a Olé . El presi del Albo explotó por el cambio de decisión y agregó: “Somos un club que siempre cumplimos, tenemos un estadio en regla donde nunca hubo un problema y ahora de repente no podemos jugar. Acá hubo una mano negra”.

En All Boys ven que la mano negra no viene por el lado de Liniers, el rival del domingo, si no que es un anticipo de lo que será la tercera fecha. Desde hace algunos días algunos dirigentes de Boca presionaban para que desde la AFA se obligue al Albo a salir de su cancha ante el equipo de Borghi. Estas gestiones no prosperaron y por eso jugaron una carta fuerte, a la cual el club de Floresta no puede empardar. “El culpable de todo es José Báez, un funcionario que responde a Raúl Ríos, quien es hincha y miembro de Comisión Directiva de Boca y fue el que nos embarró la cancha”, le dijo a Olé un funcionario del club de Floresta que prefirió el anonimato. Ríos era hasta ayer el encargado de controlar las obras en la Ciudad y, mientras todos estaban pendientes del derrumbe en Villa Urquiza, este funcionario compartía la mesa directiva en Boca. Báez no estuvo ayer por la mañana en Floresta, ya que estaba en Villa Urquiza, pero sí estuvieron sus hombres que elevaron el informe a Martín Farrel, el Director de Habilitaciones. En el estadio estuvieron también los hombres del Subsef, quienes se fueron satisfechos por las obras y el propio titular del organismo, Pablo Paladino declaró una vez conocida la noticia: “Estoy sorprendido, no entiendo qué pasó”. Lo cierto es que en el informe que le presentaron a Farrel hay puntos que en Floresta llamaron mucho la atención.

Al Albo se le pidió los planos oficiales de la tribuna Chivilcoy. “Los planos están hace dos años en las oficinas del Gobierno de la Ciudad. Por eso no tenemos la habilitación”, explicó Francisco Capellano, gerente de All Boys. Otra de las exigencias era que podrían ir tres mil personas a la tribuna de Chivilcoy, cuando hace más de dos años que se juega con al menos cuatro mil quinientas. Por último y lo que más sorprende y hasta le disparó la idea a algún miembro de CD la chance de iniciarle juicio a la Ciudad, es que en este estadio se jugó un partido de Primera hace dos meses. El Albo recibió a Central y luego del partido fue elogiado. ¿Qué pasó en el medio? Se metió una B...
avatar
Ricaurte

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 28/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

COHERENCIA. A esta hora All Boys jugaría de Local en su estadio de Floresta.

Mensaje  Ricaurte el Jue Ago 12, 2010 10:53 pm



Y Floresta está de fiesta: el Albo será local en su cancha ante Vélez a pesar de tantas idas y vueltas. A las 18 sale un comunicado oficial para definir la capacidad del estadio.

Entre idas y vueltas con ribetes políticos, hasta ayer se creía que All Boys no sería local en su cancha. A pesar de haber podido disputar la Promoción ante Central en el Malvinas Argentinas y de que la Subsef (Subsecretaría de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos) había aprobado el estadio, la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires no daba el OK para que se dispute el encuentro ante Vélez en Floresta. Pero hoy la historia cambió: tras duras acusaciones del presidente de All Boys, Roberto Bugallo, y una nueva inspección, el partido se podrá jugar en su cancha.

El informe de la visita de los funcionarios de la Ciudad al estadio esta vez reflejó unos resultados óptimos. Y mientras adentro se realizaba la inspección, los hinchas de All Boys se hacían sentir afuera: con bombos y pirotecnia, unas 50 personas se acercaron al lugar para reclamar por la habilitación. Finalmente, les dieron el gusto y ahora el ruido lo harán en sus tribunas.

Sólo resta que el Director de Habilitaciones de Buenos Aires, Martín Farrel, se reúna con el presidente de All Boys y definan la capacidad del estadio y por cuánto tiempo les darán la habilitación. Los resultados de esa reunión saldrán a las 18, pero los empleados del club ya alistaban las instalaciones para el encuentro del domingo. En Floresta, como reza la canción, serán locales otra vez.
avatar
Ricaurte

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 28/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Una VerGuenZa

Mensaje  TuNoHasGanadoNada el Vie Ago 13, 2010 10:52 pm

Que grande Mauri y sus amigos! los banco a morir!!

eso si, a éstos "los mandas a espiar y tocan el timbre"
avatar
TuNoHasGanadoNada

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 28/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mauricio Macri echó a Raúl Oscar Ríos, dirigente de boca, por el derrumbe de V. Urquiza...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.