La papada de Ameal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La papada de Ameal

Mensaje  TuNoHasGanadoNada el Lun Nov 29, 2010 6:19 pm

Crece y crece esa grasa subcutánea debajo del mentón. Y todos sabemos los peligros que ello connota. Boca, a la deriva en su conducción demora y demora el nombramiento del próximo entrenador.


Una nueva derrota, esta vez ante Newell´s, vuelve a poner en el candelero – gran palabra candelero, en realidad es un soporte naútico para sostener las velas, y cuando el candelero es muy grande y tiene ramificaciones a eso se los llama candelabros (?) – el tema de la cuestión dirigencial de Boca y el desempeño político de su presidente, Jorge Amor Ameal.

No haremos una cronología de los sucesos luego de la muerte de Pedro Pompilio. Ameal, como sabemos se encontró con la presidencia de Boca casi como si fuera un dichoso interinato de los que cada dos por tres tienen los equipos del fútbol argentino. Sin ninguna formación, sin el menor conocimiento de lo que dirigir a un club tan grande significa, asumió con el máximo cargo el cual tenía, y tiene, muchos postulantes que son cualquier cosa menos nenes de pecho. Tampoco haremos una crónica pormenorizada del frente interno del club Xeneize, nos hemos cansado de analizar la situación dirigencial de Boca, así que termina acá el post (?). En realidad, la idea es poner la atención en un pequeño símbolo que sirve para trazar una pequeña analogía, más allá de lo diferente de las coyunturas. Sí, hablamos de esa tensión que significa la papada y el fútbol (?).

Antes que nada, Love Ameal no es José María Aguilar. Aguilar, a diferencia del mandamás xeneize – gran palabra mandamás, viene del latín mandamus y originalmente era una figura jurídica clásica que arreglaba los defectos de la justicia – sí poseía una sólida formación política dirigencial, un abogado con buen uso de retórica y con una gran cintura en cuanto a negociaciones reñidas con algún precepto ético. Claro que Aguilar utilizó su bagaje intelectual para el mal. Ameal no es malo, simplemente demuestra ser incapaz en todas las situaciones más o menos delicadas que le toca vivir como presidente del club. Acá hay un punto de contacto, la incapacidad. Fuera por hijaputez, fuera por boludez, tanto Aguilar como Ameal han demostrado más de una vez que han hecho del desatino conducción. Vendrá acá la discusión, o no, de qué es peor: el boludo o el hijo de puta (?), pero acá no es cuestión de tachar a nadie con semejanes improperios.

Boca no tiene técnico. Todo bien con Roberto Pompei pero es un técnico de cuarta. O de la cuarta. Boca necesita imperiosamente un conductor futbolístico, es una primera apreciación que podría hacerse. Es correcto que no se quiera hipotecar al club en esa búsqueda, tal como sostienen sus dirigentes. Claro que cuando Ameal se quiso blindar con Carlos Bianchi no se fijó en eso y quien les diera tantas satisfacciones como técnico al club exprimió al máximo su condición de manager y dejó a Boca con menor rango de posibilidades para un entrenador con una reputación acorde. Así llegó, a los tumbos, Claudio Borghi, un tipo que ante el poco apoyo de la dirigencia incrementó su consabida limitada autoconfianza. Claro, Boca dicen los dirigentes, no quieren hipotecar al club, repetimos. Pero el exagerado contrato de Juan Román Riquelme, sobre todo en la relación minutos en cancha-salario, tampoco le dieron la razón al presidente quien, al no tener un proyecto político se ata a los nombres propios para esquivar los, a la postre, inevitables desaciertos. Aguilar hacía lo mismo, pero Aguilar sí tenía un proyecto político, por eso fue empobreciendo el club con otros nombres propios, de menor valía, nombres propios que se ajustaban a un política de vaciamiento y no a la inversa.

Por eso, ahora, Boca sí necesita urgente a un entrenador. Porque Pompei no alcanza. Pero, ¿estamos siendo justos con esta lectura parcial? No, porque el problema de Boca, atento a lo dicho anteriormente, es estructural. Podrá decirse que en cuanto al palmarés, el índice de satisfacción que midió desde el macrismo el bienestar de Boca, no es terrible lo que pasa. Una Libertadores más o menos reciente, un título local también cercano y un equipo todavía sostenido por jugadores históricos que baten records o hacen gala de su trayectoria. Lamentablemente atarse así al pasado, por más cercano que sea, es un camino quizás equivocado. Clubes como River y Boca necesitan permanentente vivir del presente, en cuanto el recuerdo comienza a ser la política del club, el pasado se agiganta y el futuro se achica. En esa oscilación está el presente del club que comienza a conformarse con poco, que va deteriorando su plantel, que se contenta con victorias y que se acostumbra a las derrotas. Debería ser inaceptable que un club como Boca haya perdido en este mini torneo la cantidad de partidos que perdió, incluido el superclásico, sin embargo antes del partido en una nota periodística Ameal decía: “estamos muy bien, el grupo está en un gran momento”. ¿Autismo? ¿Boludez? No, pura incapacidad.

Boca hoy desatiende un poco su presente porque se lo ve disfrutando las peripecias descencivas de su odiado River Plate. Atento a la burla, no se da cuenta de que hay un camino iniciado por su rival de siempre que al parecer el equipo de la Ribera ha decidido transitar también. Más allá de que mañana llegue Julio Falcioni, o que caigan todas las operaciones posibles para que agarre Diego Maradona – en esta política del nombre propio sería el peor daño posible para ambos pero igual estaría buenísimo (?) -, la dupla Guillermo-Palermo (?) – sería realmente interesante ver esto en algún momento – o el entrenador que fuera, no hay que prestarle tanta atención al dichoso fusible que pareciera que mágicamente arregla todo. Ni siquiera preocuparse tanto por esa interna que consumió al plantel promovida por Riquelme-Palermo. El problema está en la cúpula, en los Beraldi y los Crespi, en los London y los Ahumada. Y sobre todo en un presidente que, jugarretas del destino, tiene la papada cada vez más grande.
avatar
TuNoHasGanadoNada

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 28/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.